Hablemos de tu idea: ✆ +34 611 174 950
Razones para emprender durante la pandemia en 2020 y 2021

Razones para emprender durante la pandemia en 2020 y 2021

Nuevas oportunidades durante la actual realidad: Empleo, cambio de pensamiento, elección por una vida familiar, valor por las cosas más sencillas, personas que se vuelven más humanas (al menos cuando las cosas se ponen feas), cambio de ambiciones, migración al mundo rural, creación de tu propio destino y la no dependencia de un empresario o papá estado…

Estas son las cosas y muchas otras que se le han pasado por la cabeza a millones de personas durante el confinamiento.

La verdad es que, a pesar de esta mala época para el mundo entero, cada continente, país o región, ha recurrido al mundo online. Este se ha convertido en «El Canal» para llegar a todas las personas con servicios y productos con más fuerza que nunca.

Pero no me malinterpretes, la situación para todos sigue y seguirá siendo delicada hasta que la denominada nueva realidad nos permita volver a sumar en todos los sentidos con trabajos, industria, economía y estabilidad de los mercados.

Pero cuando miramos la historia en el planeta nos encontramos con que esto viene a ser una pequeña brecha en un sistema adquirido que parecía irrompible, aunque vivamos crisis económicas cada pocos años.

Pestes, pandemias, guerras, revoluciones, crisis económicas, recesiones, inflaciones, corrupción política, manipulación de privacidad…, no han sido suficientes para detenerlo todo y entregar una oportunidad a todas las empresas y marcas que ya estaban operando previamente.

Pero y si estabas esperando a dar el salto a tu emprendimiento, por A, B o C motivo, te has dado cuenta de que ahora es el momento o parece serlo.

Ciertamente para algunos nunca es buen momento. Para otros aventureros el emprender es un estilo de vida y no son uno, sino muchos intentos hasta dar con un proyecto estable y escalable. Estos emprendedores por lo general experimentan a diario diferentes maneras de llevar a cabo múltiples proyectos para ganar dinero.

Si has soñado con montar tu propia empresa o negocio, es en esta etapa. Ves un halo de luz que te impulsa a convertirte en el CEO de ese proyecto, en mitad de una ambición que necesitaba motivantes y determinación, llega el momento de arriesgar y comenzar una nueva ruta.

¿Es un buen momento para emprender?

Sí y sí, por las razones que se enumeran a continuación:

✅ Existe más tiempo o no

Aunque estés a menudo trabajando en remoto, a lo cual hay que sumar las horas con la familia y los niños, puede que con una buena organización hayas ganado en tiempo y puedas poner en práctica o valores ese sueño de emprender. Ten en cuenta que esos desplazamientos y horas de comidas, ya no existen.

Si es el caso de confinamiento, como ya sabemos, solo podemos ir al supermercado y poco más. La cosa puede ser diferente.

Ahora bien, si es el caso de esta nueva normalidad, en donde la incertidumbre reina en todo rincón y tienes que llevar los niños al colegio, ese tiempo ganado desaparece, al contrario, nos queda incluso menos para poner nuestra atención en nuestras inquietudes.

Si no estás trabajando, el tiempo te hará construir un lugar de reflexión y sueños resucitados de otros incumplidos. Tu pensamiento es alterado y se reencuentra consigo mismo.

Reuniones familiares y con amigos, eventos que ahora quedan postergados, se traducen en mayor tiempo para el mejor de los momentos y poner fecha al proyecto y definir la puesta en marcha.

✅ Los canales digitales aumentan sus usuarios

El uso de Internet tiene una cifra histórica. Las ventas de equipos y dispositivos con conectividad han roto stocks desde marzo de 2020; las redes sociales han disparado la cantidad de descargas de sus APPs, y el volumen de usuarios ha sobrepasado los 3.200 millones, (casi la mitad de la población mundial).

Extra de usuarios para ese proyecto que está ahí, ya sea tradicional o digital, esperando dar el salto a las oportunidades.

Ahora, ¿estás dispuesto a dejar de temer a la exposición? Sí, me refiero a escribir un blog, poner tu voz en audio, crear contenido en redes sociales y que todo el mundo pueda leerte u oírte; o ir más allá y crear un canal en Youtube y compartir tu experiencia. Dar a conocer ese valor por el que otros pagarían. ¿Ya sabes a qué me refiero, ¿no?

Estamos muy acostumbrados a ser espectadores y pocas veces protagonistas de una historia creada por nosotros mismos, por miedo, inseguridad, terrores infundados que traemos desde nuestra niñez o adolescencia; nos hemos educado con diferentes tipos de valores y anhelos, muchos transmitidos por nuestros familiares y amigos.

Si tienes una inquietud desde hace años, en el fondo sabes que no haces más que ponerte excusas y barreras a ti mismo para no dar el salto y ser quien realmente eres o puedes ser.

✅ Hay un cambio de paradigma

Estos cambios generan el impulso a mercados existentes y a otros emergentes. Está el caso de los «infoproductos» con la creación de cursos en el sector educación y formación. Estábamos antes de la pandemia en la era del conocimiento y aún seguimos allí, pero eso ahora se ha acentuado como jamás se había vivido.

Se han disparado diferentes demandas para sectores variados y perfiles profesionales, la industria logística se ha visto desbordada y por ello, muchos empresarios se han arremangado y se han puesto manos a la obra.

Las cualificaciones en sectores 100% industriales que dependen de una demanda, han tenido que continuar bajo mínimos y paralizar sus producciones o incluso tenido que cerrar abruptamente.

Mucho desempleo y familias sin ingresos traen consigo una pobreza que nuestras generaciones, desde los años 70, no habían registrado. Mientras tanto los gobiernos y administraciones públicas locales, regionales y nacionales se han llevado las manos a la cabeza sin saber cómo abordar estas situaciones.

Estamos en época de expertos, gurús, especialistas y eminencias en todo tipo de materias relevantes, pero…

¿Quiénes están escuchando realmente?

¿Cuántos se atreven a sacrificarse para cambiar o reinventarse?

✅ Canales gratuitos disponibles

Las herramientas disponibles en los canales online han venido para quedarse. Llevan más de 20 años entre nosotros y todavía no les sacamos el máximo provecho.

Hay muchas personas expertas que lo hacen. Te comento algunas.

  • Redes sociales: Como canal de comunicación masivo… ¿Sabes que además puedes vender productos y servicios en ellas?
  • Plataformas: Para vender tus productos o los de otros… ¿Sabes que las principales plataformas de E-commerce te permiten comercializar tus productos en ellas?¿Sabes que puedes vender productos de terceros como afiliado y ganando comisiones en estas plataformas o en muchos otros modelos de negocio en internet? ¿Sabes que puedes hacer dropshipping y ganar dinero?
  • Te preguntarás cuáles son estas plataformas que permiten que otros vendan por ellos: → Amazon, Ebay, Aliexpress y AliBaba, pues son los principales marketplaces de Internet. Monstruos de la venta minorista y mayorista.
  • ¿Sabes que puedes volcar catálogos de estas plataformas e incorporarlos a una web propia y venderlos como si fueran tuyos a cambio de una comisión?
  • ¿Por qué crees que hay tanto videotutorial o review de productos en Youtube?

✅ Gestores de contenidos (CSM)

En el mundo real y a pie de calle son muchas las personas que sin tener ningún conocimiento previo, han comenzado negocios usando gestores de contenidos o CSMs, (Content System Manager).

Se trata de plataformas mundialmente conocidas y que sirven para crear sitios web enfocados en la creación de comercios electrónicos, tiendas online, E-commerce… O como se les quiera llamar.

Las principales son:

  • WordPress con el plugin Woocommerce
  • Prestashop
  • Magento

Con estos CSMs puedes construir tu tienda digital y comenzar a ejecutar tu proyecto o idea de negocio. Pero… como en todo, existe la curva de aprendizaje que te llevara horas, días, semanas o meses para aprender su funcionamiento y configuración. Además, y no es por desanimarte, todo requiere un uso avanzado de conocimientos cuando se quiere ir más allá: Desde el desarrollo, para que todas las funcionalidades existan para tus clientes cuando visiten la tienda, hasta el diseño de la web y diseño corporativo con colores y formas agradables siguiendo el estándar del mercado.

Nota: Por favor, olvídate de esas plataformas que te ofrecen páginas web gratis y con plantillas prediseñadas, te venden el dominio y el hosting por 4 céntimos y tu web no existe en los buscadores. Además de que nunca será tu web realmente, es decir, no tienes el control de tus contenidos. Cuando quieras migrar a un hosting de verdad y mover todo lo que tengas ahí, será un caos.

✅ Para muestra un botón

En la década de los 70, hubo magia en todos los sectores y disciplinas conocidas: Seguimos escuchando la música de entonces, continuamos con los patrones educativos de entonces y los ejemplos de grandes personajes de entonces. Nos inspiramos por muchos genios de aquellos tiempos… Y un largo etcétera.

¿Qué pasó en los años 70?

Pues que hubo hambre y anarquía debido a la opresión y sufrimiento de muchas personas por la guerra fría y diferentes pensamientos políticos. Un movimiento económico-social sacudió la manera de hacer las cosas. Esto hizo que el cerebro humano evolucionara y experimentara poniendo a prueba lo que nunca antes se había hecho en cada ámbito de estudio.

Tal vez estés pensando en las drogas, en la paz y el amor, los hippies y todo aquello. Pues sí, eso fue el fiel reflejo de un cambio: La moda en general cambió para pasar a ser una generación que viviría en poco tiempo los cambios más significativos en la historia.

Industrias, tecnologías, ciencia, salud, soluciones diversas a miles de problemas que antes eran complejos, las comunicaciones, Internet, los ordenadores, el portátil, los teléfonos móviles y todos los dispositivos que le siguieron.

En fin, grandes visionarios han puesto al mundo muy comunicado y con ello las oportunidades desde entonces.

✅ El pensamiento actual

¿Te has preguntado qué harás en los próximos 5 años?

Rompiendo con lo anterior, habrás escuchado muchas veces la frase ya hecha de…«Aprovechar cada día como si fuese el último».

Tu cabeza y la mía hacen ⚡ crujiendo, y es por el chispazo que nos da a todos el pensar en lo trascendental. Algo olvidado a diario y que alguna vez nos ha estremecido tanto en lo emocional, como en lo racional.

Otro motivo para replantear qué es lo que estamos haciendo en este mismo minuto, es preguntarnos: qué, cómo, cuándo, dónde, por qué, para quién…

Al final este post se ha convertido en una reflexión de lleno, y no pretende imponer nada, sino solo dar una opinión y punto de vista a una tendencia o corriente de pensamiento que está ahí fuera y disponible para quien quiera subirse a ese tren que conduce a un camino lleno de aprendizaje. Siempre que lo interpretes así…

Comentarios de un emprendedor

Humildemente pongo en este post mi percepción a la concepción de emprender como tal. Resulta que muchas veces no es casualidad ser una persona inquieta y con ganas de hacer y crear siempre. Lo reflejan personas que están en constante movimiento para alcanzar un objetivo, u otras que están físicamente estáticas, pero con una actividad cerebral apabullante y objetivos definidos.

Vemos a personas trabajando desde su casa, oficina, fábrica, taller, espacios públicos, locales, tiendas, comercios… En fin, muchos lugares físicos en donde se llevan a cabo procesos para generar dinero. De manera implícita en todo esto, están las horas dedicadas, la inversión y el sacrificio para recibir ingresos.

Nada nuevo, pero… ¿Quiénes de esas personas han conseguido crear el negocio que vemos?

Pues así es, emprendedores, personas diferentes que han apostado por su sueño y la necesidad de generar riqueza creando equipos de trabajo, y con ello puestos de trabajo; mejorando el intercambio y flujo del dinero.

Aún vivimos en una época en la que nos preparamos para ser empleados, desde primaria o educación básica. Cuando somos niños ya nos preguntan qué queremos ser de mayores, y respondemos con esos oficios que forman parte del sector público, es decir, funcionarios.

Un país se hace con emprendedores, que trabajan y disfrutan a la vez de su camino, que no conocen el miedo o frustración de un día lunes o no se alegran especialmente por que llega un viernes.

Yo mismo.

Suscríbete al boletín del blog y mucho más. ¡No te lo pierdas!. Pronto habrá novedades y nuevas noticias.

Finalidad: remitir boletines a través de la herramienta de mailing Mailchimp con contenidos y ofertas o promociones concretas. La legitimación tiene como base jurídica el consentimiento del interesado para los fines expresados. Los datos estarán en servidores ubicados en la UE o entidades acogidas al acuerdo «Privacy Shield». El usuario tiene derecho de acceso, rectificación, limitación o suprimir los datos en cualquier momento.

¿El emprendedor nace o se hace?

El típico interrogante que hacen los entrevistadores a emprendedores, pero que viene bien para conocer lo que han hecho otros, y aporta un impulso de motivación y espejo para compararnos.

Aquí hay que ser algo flexibles ya que, en cada uno de nosotros hay un potencial emprendedor. Son tantos los factores que pueden llevarte a alcanzar un sueño, que finalmente nunca se sabe cuándo. Aunque sí que sabemos números estimados en torno a los emprendedores, por ejemplo:

  • Las 3/4 partes de los emprendedores se han lanzado por una oportunidad.
  • ¿De dónde sacaron los recursos estos emprendedores para dar el salto por ejemplo en España?

 

Infografía: ¿Cómo se financian los emprendedores españoles? | Statista Más infografías en Statista

 

Ya ves, las fuentes de financiación son encabezadas por los fondos propios, una clara muestra en tiempos de riesgo para las entidades financieras.

  • El 54% de los emprendedores con más de 3,5 años en el negocio, tienen un segundo o más emprendimientos con un fracaso del 16%.
  • El 46% restante de emprendedores principiantes lo intenta con un segundo o más emprendimientos y un fracaso del 45%.
  • De los dos puntos anteriores, destaca la «experiencia» que en todo es altamente de gran valor y lamentablemente poco apreciable en los procesos de selección.
  • El 90% de las startups fracasa. (Da igual dónde emprenda).
  • Se estima que 2 de cada 3 personas piensan que emprender es una buena alternativa.
  • La media de edad a nivel mundial de los emprendedores, es de 40 años
  • Los emprendedores han trabajado en otras empresas más de 6 años.
  • El 51,9% de los emprendedores indican que fueron los primeros de su familia en lanzar un negocio.
  • El 95,1% tiene titulaciones profesionales y el 47% tiene estudios superiores.
  • El 70% está casado, mientras que el 5,2% está divorciado, separado o viudo.
  • El emprendedor en Estados Unidos trabaja 66 horas semanales, mientras que un empleado trabaja 47 horas.
  • Las startups con dos fundadores son más exitosas.
  • Los sectores con más emprendimientos son el software, multimedia/entretenimiento y la biotecnología.
  • Las 15 mejores ciudades para emprender:

 

 

¿Tienes miedo al fracaso?

Para algunos planteárselo siquiera es algo aterrador; para otros, una dinámica de constante aprendizaje y conocimiento. Los primeros están en etapas de exploración como emprendedores, mientras que los segundos están en fases más avanzadas en donde el crecimiento se vuelve un hecho.

No todo son aciertos. Los más grandes emprendedores comenzaron con un fracaso tras otro, la cultura en donde hayas nacido también influye, algo congruente que surge a base de insistir, impulso y constancia.

El fracaso es sinónimo de derrota, y con ello, los sentimientos de frustración, desmotivación, desesperación y muchos actos emocionales que se desencadenan en nuestro cerebro. Esos procesos químicos que la ciencia nos explica y son capaces de dos cosas: conformarnos o seguir intentándolo.

El interminable aprendizaje y formación

El emprendedor es un devorador de libros y de formación presencial y digital, (en estos tiempos la segunda por demás). No obstante, las habilidades van de la mano en función de la actividad. Ya no es una competencia, son muchas a la vez y todas deben cumplir para responder a esa necesidad. Si eres emprendedor y la empresa eres tú únicamente, lo lógico es que estés al tanto de todo: manejar procesos y herramientas a la altura de tus clientes y saber identificar los puntos débiles para subcontratar.

Puedes dedicar cada cada día al estudio de nuevas habilidades, o incluso momentos a la semana, bloques de horas… Todo en su justa medida sumará más cuando se pongan constantemente en práctica.

Inconformistas y vagos

Estas palabras tienen carácter peyorativo, muy abundante en el lenguaje de personas que han sacrificado sus vidas siendo lo que fueron sus familiares y casi toda su generación.

Ellos entendieron que el trabajo duro y el sacrificio eran el único camino para el éxito y el desarrollo profesional y personal, mientras que otros denominados inconformistas, facturaban basándose en crear, delegar y responder con servicios o productos a un mercado hambriento.

Los inconformistas o emprendedores que no trabajaban tanto, entendieron que con el intelecto podían hacer dinero, para ello el estudio del camino de otros que sí lo consiguieron antes. En esta situación nos encontramos con una escasa cuota de realidad en los centros educativos.

La educación financiera, el análisis de mercados, las inversiones y todos estos conceptos no se enseñan en la educación fundamental, y en las universidades el enfoque es diferente debido a que  la formación está basada en trabajar para un empresario.

Es como lo que está pasando ahora, sobre todo en el mundo latino, la educación reglada u oficial, no responde a los desafíos actuales en materia digital.

La educación en desfase

Ya lo decían grandes pensadores y ahora miles de comunicadores: la educación recibida hasta ahora no está a la altura de las necesidades de las empresas, (algo que vuelve a involucrar la parte de emprendimiento). Se dice que la formación universitaria o profesional no es suficiente para desempeñar un trabajo.

¿Por qué hay tanto ruido al respecto?

Simple, las cifras de desempleo y la cantidad de estudiantes sobre-cualificados, con grados superiores, másteres y postgrados, y en algunos casos doctorados, es de escándalo, al menos en Europa.

Una titulación o una considerable cantidad de certificados con excelencia académica, no te asegura una estabilidad en una compañía para jubilarte como en antaño. El ahora es relativo y está sujeto a variables que se nos escapan como elemento que somos de recursos humanos.

Por todo esto y mucho más, (que daría para unos cuantos libros…), es clara la tendencia a crecer como profesional, yendo más allá para construir. Es decir, el clásico dicho en España «Yo me lo guiso, yo me lo como», para emprender y despegar las veces que haga falta para alcanzar y mantener un proyecto sólido y perdurable en el tiempo.

Las tendencias que ya están hace años y seguirán fortaleciendo los emprendimientos las podemos encontrar en:

  • Inteligencia artificial.
  • Software.
  • Marketing digital.
  • Automatización o Hiperautomatización.
  • Robótica.
  • Biotecnología.
  • Salud.
  • Ecoinnovación.
  • Cyberseguridad.
  • Big Data.
  • Growth Hacking.
  • Internet de las cosas.
  • Fintech.
  • Realidad virtual.
  • Gaming.
  • Protección y tratamiento de datos.
  • Transformación digital.
  • UX y experiencia de cliente.
  • Bots en la atención al cliente.
  • Instantaneidad.
  • Economías colaborativas.
  • Contenidos de marcas.
  • Plataformas sin código de programación. (Low-code).

Claro está que todas estas tendencias están sujetas a soportes conectados en redes y estas, a Internet. La conectividad está implícita en todos los más grandes avances, que son tecnológicos. Es aquí donde hay que estar, y todo va tan rápido que los sistemas educacionales no alcanzan a cubrir esa demanda de conocimiento.

De lo anterior surgen las nuevas plataformas no regladas o no oficiales que se están llevando gran parte del pastel. Los mercados tienen profesionales cualificados gracias a formación online de bajo, medio y alto nivel.

También hay que decir que toda formación está ganando en calidad y esto supone un gran desafío para la educación tradicional. Aún más, cuando las principales herramientas online gratuitas y de pago que ayudan a las empresas y mega proyectos a competir con paso seguro, ofrecen formación gratis, (al menos de momento…).

Estos temas son de gran interés y pueden tener una parte personal con la intención de sumar y no menospreciar otras líneas de opinión.

Hasta aquí llega este post, espero te haya parecido interesante. ¡Nos vemos en la siguiente entrega!. 👋

Cerrar menú

¡LA SUSCRIPCIÓN SE HA ENVIADO CORRECTAMENTE!

En los próximos minutos recibirás un EMAIL DE CONFIRMACIÓN DE SUSCRIPCIÓN, solo deberás hacer clic en un botón como el de la imagen y ¡ya te habrás suscrito!.

Por favor, revisa tu bandeja de promociones o spam en caso de no verlo.

marceloglez.com-logo
Suscripción a la newsletter de marceloglez con Mailchimp

Servicio mensual "Mantenimiento Web Básico"

Total IVA(21%) incluido=

pago-seguro-tarjetas